Un beso lésbico en publicidad irrita a los conservadores de EEUU

La marca de moda estadounidense, Urban Outfitters, ha lanzado una campaña con dos mujeres besándose que ha escandalizado a las asociaciones conservadoras del país americano.

urban-outfitters-besoA pesar de que el fundador de la firma apoyó al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos recientemente retirado, Rick Santorum, que se había declarado abiertamente contrario a los derechos de los homosexuales, Urban Outfitters ha sacado a la luz una imagen para publicitar su nueva línea de ropa en la que aparecen dos mujeres besándose.

Esta publicidad ha sido duramente criticada por parte de asociaciones conservadoras como One million Mom o la Asociación de Familias Americanas, argumentando que este tipo de publicidad es "ofensiva para los jóvenes adolescentes a quienes va dirigido" y amenazando con que "se abstengan de utilizar este tipo de publicidad en el futuro".

No menos sorprendidas se encontraron todas aquellas personas a favor de los derechos civiles de las personas LGTB, que criticaron a la marca porque su fundador ayudó con 13.000 dólares a la campaña de Santorum. Este político llegó a declarar que "si permitimos el matrimonio homosexual, lo próximo será gente casándose con peces".

De todas formas, Urban Outfitters no es ajena a la polémica, ya que varias veces han aparecido impresas en sus prendas de ropa mensajes que han arrastrado grandes controversias, como es el caso de camisetas en las que se podía leer "come menos" o "bésame, estoy borracho o irlandés, lo que sea".

¿Te interesa el contenido?